FOTO 01

👉 ¿Y qué ventajas puede tener un panel flexible en una cubierta convencional?
👉 ¿Es lógico apostar siempre por el panel estándar en todas las instalaciones?

Cuando hablas de paneles flexibles, ligeros y extrafinos, la gente desconfía.
-«Eso no funcionará igual que el panel de toda la vida»-, dicen 🤔
Me ha pasado cientos de veces…
➡️ Pero yo llevo 8 años trabajando con ellos y los conozco muy bien…

Cuando finalmente los prueban, se sorprenden por su flexibilidad, por ser quizá el detalle técnico más novedoso, y se centran en buscar aplicaciones basadas en cubiertas curvas, sin tener en cuenta las otras virtudes.

👉 Esto me lleva a recordar que hace algún tiempo, un cliente desechó la instalación de paneles fotovoltaicos flexibles y ligeros en la cubierta de su nave porque argumentaba que desconfiaba de ellos y que, de todas formas, eran poco potentes.

Estoy hablando de cuando su potencia máxima llegaba a 430Wp 🤨

Finalmente se decidió por una instalación convencional con equipos de 540Wp.

Una vez puestos en materia, el cálculo del estructurista le certificó que en la cubierta de la nave se podía repartir un sobrepeso máximo de 20 toneladas.

810 paneles coplanares con perfilería de aluminio, 437kWp.

Aun así, el cliente insistió en utilizar el formato de panel fotovoltaico convencional 😬

Los mismos paneles, en formato ligero, hubieran pesado poco más de 6 toneladas 👀
6 toneladas contra 20…

Si aprovechamos la sobrecarga máxima disponible, los 20.000kg, podríamos haber colocado hasta 2.500 paneles de 430Wp, con una potencia total de 1.075kWp.
👉 Bastante más del doble.

Y ahora estamos empezando a trabajar ya con paneles flexibles y ligeros de 520kWp.
En este mismo caso, podríamos llegar a 1.300kWp.
Misma superficie, 437kWp contra 1.300kWp…. 👉 Tres veces más potencia.
¿Tiene sentido?