02

👉🏻 Hace algún tiempo conté el caso real de un banco intentando vender una fotovoltaica y el otro día me viene un amigo contándome por qué NO le voy a hacer yo la instalación 😟
Como todos los que tenemos hipoteca andamos jodidos con las subidas, mi amigo acudió a su sucursal a ver si podía negociar el cambio de tipo que tiene en el préstamo de su piso, de variable a fijo.
▶       “¿Y qué tiene que ver esto con los paneles solares?”-, le pregunto.
Pues, me cuenta, que en el banco le hacen una propuesta de fijo al 3% para el resto de lo que le quede por pagar, que mi ignorancia en estos temas me impide saber si es mucho o poco, en base a lo que pueda ocurrir con el Banco Central Europeo en particular y con la economía en general, en los próximos años.
Y en ese momento de duda razonable, el bancario saca de su chistera información confidencial de su cliente, que obviamente gestiona libremente: le condiciona la operación a que invierta en una instalación fotovoltaica que “le van a montar y financiar ellos mismos” en la casita que tiene la familia en el campo y que nada tiene que ver con el piso hipotecado en cuestión.

Uso de información confidencial, coacción… Estoy flipando cada vez más conforme avanza su historia…

▶        “¿Y qué fotovoltaica me vas a instalar?”-, pregunta mi amigo al banco, desde su bendita ignorancia…
▶       “Muy fácil”- responde el bancario-. “Aquí trabajamos con un algoritmo. Con un par de datos te lo calculo en seguida: Dime, ¿qué potencia tienes contratada en la casita? ¿3,3 kW? ¿Y usáis mucho o poco la vivienda al año? ¿Sólo en verano? Pues mira, en este caso multiplicaremos la potencia contratada por 1,3 y redondeamos hacia arriba. ¿Ves? El sistema me dice que para tu casita serán 5kW la potencia necesaria a instalar. En el supuesto de que la usaseis mucho, el factor de corrección que me aparece es de 1,6. Pero como me dices que no es vuestro caso, no os tendremos que subir a 6kW”.

👉🏻 Aunque no te lo puedas creer, esto ocurrió así.
Y a mí se me siguió quedando cara de tonto cuando hice que mi amigo me lo contase por cuarta vez…
Y un cabreo monumental con las universidades españolas.
👉🏻Absolutamente.

A ver:  si cuando entré en ingeniería me hubiesen dicho lo del 1,3 y lo del 1,6 y me hubiesen examinado al día siguiente para darme el título, me habrían evitado muchos sinsabores.

Me jodió que ese bancario tuviese esos conocimientos que no me dieron a mí. Y también, lo confieso, la posibilidad de chantajear a mi amigo con el interés de su hipoteca: yo sólo puedo hacerlo con quién paga las cañas la próxima quedada. No hay color.